Actualidad Política

Senadora Provoste y mínimos comunes: “Tenemos más que financiada la propuesta que hemos hecho”

La presidenta de la Cámara Alta dijo que el plan opositor de apoyo social y a las pymes por US$17 mil millones es plenamente abordable con el mayor precio del cobre, deuda pública, bonos soberanos y reasignaciones presupuestarias.

En Cooperativa, afirmó que es un planteamiento “realista, pensando en la dignidad de las personas, y que permite cambiar el eje de la discusión” tras la serie de retiros de ahorros previsionales.

La presidenta del Senado, Yasna Provoste (DC), reafirmó que la propuesta de la oposición para proyectos de “mínimos comunes” frente a la crisis económica está “más que financiada”, a pesar de eventuales reparos a su alto costo fiscal.

El eventual plan de ayuda social, cuyo corazón es una renta básica de emergencia y pagos directos a las pymes, de aquí a septiembre implicaría un gasto de 17.600 millones de dólares, cuando el Gobierno hasta ahora ha desembolsado 18.000 millones de dólares para cubrir todo lo relacionado con la pandemia.

Por eso, Provoste desglosó en El Diario de Cooperativa de dónde se busca sacar recursos: en primer lugar, citó a la Dirección de Presupuestos para dar cuenta de que “la mayor recaudación adicional del Fisco que proviene del mayor precio del cobre nos permitiría hacer un aporte muy significativo a más de la mitad del costeo de esta propuesta”, mientras que la otra mitad sería saldada producto de “el espacio de mayor endeudamiento que tiene el Estado”.

“Si además fuéramos al uso de los activos del Tesoro Público, que es precisamente responder a estas situaciones de crisis, y uno dice: ‘si todo lo que hemos ahorrado durante años no está disponible en la profundidad de una crisis como esta, ¿Cuándo?”, reflexionó.

Otra fuente de dineros que la oposición busca aprovechar son “las reasignaciones de recursos mediante gestión temporal de financiamiento de los fondos de las Fuerzas Armadas y las propias reasignaciones de presupuesto”, con lo que la senadora estima que “tenemos más que financiada la propuesta que hemos hecho”.

“Lo que pensamos es que precisamente este paquete, que es una conversación acotada entre ayudas sociales, apoyos a las empresas de menor tamaño y a sectores más postergados, junto con medidas sanitarias, permiten también cambiar el eje de la discusión y que no sigamos en que esta crisis se pague con los ahorros de los trabajadores y trabajadoras, y poder hacer un apoyo estatal de verdad“, emplazó.

“NO ME ENCANTO CON ELOGIOS NI ME DESENCANTO CON CRÍTICA LEJANA A LA REALIDAD”

Los partidos de centroizquierda que se restaron de estas conversaciones las han tildado continuamente de “cocina”. Uno de los más críticos ha sido el presidenciable comunista, Daniel Jadue, quien en la víspera criticó que esta propuesta se tomara las prioridades de la Cámara Alta, versus proyectos que impulsa su colectividad, como el royalty a la minería y el impuesto a los “súper ricos”.

Provoste replicó a los dichos del precandidato haciendo ver que “el royalty minero aún no llega al Senado, y hemos dicho que esta conversación no inhibe otras conversaciones que se tienen que llevar desde el punto de vista legislativo“, al tiempo que reiteró su apoyo al impuesto a los altos patrimonios, calificándolo como “una necesidad ética en nuestro país”.

En suma, la legisladora desestimó las palabras de tanto el alcalde de Recoleta, como de la diputada humanista Pamela Jiles, que ha manifestado objeciones similares, señalando que “no me encanto con los elogios, ni me desencanto con una crítica lejana a la realidad“.

“Estoy convencida -y desde la mesa del Senado así lo hemos reflexionado- de que no hay posibilidad de avanzar hacia una salida de la crisis social y económica que estamos viviendo, y también de gobernabilidad democrática, sin una disposición generosa, convocante y activa al mundo social, político y parlamentario”, afirmó.

Considerando las opciones presidenciales de tanto Jadue como Jiles, agregó que “aquí no cabe el cálculo electoral. Entiendo que a lo mejor están en un estadio distinto, en la competencia por capturar adhesiones, pero nosotros estamos en el camino de la colaboración como motor de desarrollo”.