Sample Sidebar Module

This is a sample module published to the sidebar_top position, using the -sidebar module class suffix. There is also a sidebar_bottom position below the menu.

Sample Sidebar Module

This is a sample module published to the sidebar_bottom position, using the -sidebar module class suffix. There is also a sidebar_top position below the search.
Noticias

Perpectiva psicologica en niños.-
En la práctica del deporte, la psicología es pocas veces considerada especialmente en la etapa formativa, aun cuando es un factor preponderante para determinar qué aspectos mentales influyen en la participación o rendimiento de las personas, especialmente los niños o niñas que realizan actividad física.
Gary Arriagada psicólogo illapelino y con experiencia en psicología aplicada al deporte señala que en el rendimiento deportivo de una persona (sea niño, joven o adulto) “influye el aspecto físico, táctico, técnico y psicológico, y esta última tiene una importante influencia en cómo rinde y se expresa el deportista en la disciplina”.
En la etapa formativa, al cual apuntan los programas de la Corporación Municipal de Deportes y Recreación de Illapel para crear en los niños y niñas hábitos de actividad física y vida saludable, la psicología es clave en cuanto a “entender qué motiva  a un niño o niña a practicar deporte que es de índole intrínseco, puesto que existe una serie de intereses relacionados como pasarlo bien, mejorar las destrezas, la emoción e interés por formar parte de un equipo, entre otras razones”, explica Arriagada.
Uno de los factores que deben considerar los padres al momento de asentir que sus hijos e hijas practiquen deporte a nivel formativo es el “gusto” o encanto por alguna disciplina deportiva, “el niño o niña va a practicar deporte porque le gusta, por ocupar su tiempo en algo que le atrae y eso es lo que hay que conservar que será eterno, lo que se mantiene es la motivación de hacerlo porque le gusta”, agrega el profesional.
Efectivamente los niños o niñas que practican deporte lo hacen por divertirse, aprender nuevas habilidades, porque encuentran nuevos amigos, se identifican con algo, pero también es muy factible que abandonen toda práctica deportiva ya sea “porque fracasan en sus habilidades, ya no hay diversión, porque no hay integración con el grupo o existe carencia de desafíos”, y cuando esto se produce “ahí el entrenador debe advertirlo y trabajar esa situación”, agrega Arriagada.
En el área formativa del deporte, los “refuerzos positivos” (premios o estímulos), son también importantes para que el niño o niña se sienta más a gusto con lo que practica y no abandone “hay refuerzos de índole material como trofeos y medallas, afectivos o sociales que son como los más potentes (sonrisa, palmadita en la espalda), o las actividades y salidas especiales que en el área formativa tienen mayor impacto”, indica.
Pero lo que nunca debe hacer un padre es vincular el castigo, porque hizo algo mal en el colegio o en su casa, con negarle el permiso para ir a un entrenamiento o practica “vincular o corregir algo que cuesta con algo que sí es grato, puede generar el efecto nocivo del castigo y enlazar algo placentero con algo aversivo”

Facebook Comentarios