Sample Sidebar Module

This is a sample module published to the sidebar_top position, using the -sidebar module class suffix. There is also a sidebar_bottom position below the menu.

Sample Sidebar Module

This is a sample module published to the sidebar_bottom position, using the -sidebar module class suffix. There is also a sidebar_top position below the search.
Noticias

El SAG informa que más 149 mil animales están participando actualmente de las veranadas.-


Como cada periodo estival, cerca de mil crianceros de la Región de Coquimbo inician la ancestral tradición de llevar su ganado, principalmente caprino, a pastar durante el verano a la cordillera, actividad denominada veranada. Para que los crianceros puedan llevar a cabo esta tradición, deben solicitar ante el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) autorizaciones de subida a Campo de Pastoreo Cordillerano. En este contexto, durante la temporada se han otorgado más de 900 autorizaciones en la región solicitando la subida de más de 149 mil animales, de ellos 79 mil para ir a las veranadas en cordillera Argentina, y 70 mil a la chilena con el objetivo de buscar mejores pastos y agua para su ganado.

Al respecto, el Director Regional del SAG, Jorge Fernández, indicó que “la trashumancia del ganado de la Región de Coquimbo hacia a las veranadas es una práctica cultural y ancestral que nace y existe por la necesidad de proporcionar forraje a los animales, principalmente caprinos, durante el periodo estival, que se  caracteriza por una escasa oferta forrajera en el valle y costa de la región. De esta manera una proporción importante de ese ganado se ve obligado a buscar alimento en los campos cordilleranos que en ese periodo, y por el retiro de la nieve, permiten su utilización como fuente de alimento”.

Los crianceros y ganaderos que suben a veranadas deben ir amparados por una autorización de subida otorgada por el SAG, que indica el número de animales de las distintas especies que suben a los campos cordilleranos, el lugar de origen del ganado y el lugar de destino de éste, es decir, la “postura” o majada donde permanecerán en la cordillera durante la temporada. También es obligatoria la obtención del formulario de movimiento animal, que reemplaza desde hace unos años, a la guía de libre tránsito que era otorgada por la municipalidades. Con esta documentación, se puede hacer la trazabilidad del ganado, lo que facilita los controles sanitarios.

“Para el caso específico de las veranadas argentinas, uno de los requisitos sanitarios de la autoridad sanitaria argentina es que los animales que se trasladan a campos cordilleranos trasandinos deben ir desparasitados y para el caso de equinos y perros, además vacunados. Los animales van amparados por un certificado zoosanitario de exportación”, agregó el director del SAG.

Desde el la temporada 2014-2015 el SAG ha apoyado a los crianceros con la desparasitación del ganado, para de esa manera dar cumplimento a los requisitos sanitarios del país trasandino. Este año, gracias al aporte del Gobierno Regional de $120 millones, el SAG pudo desparasitar a más de 97 mil animales, de ellos más de 94 mil corresponden a ganado menor, entre los que se consideran caprinos y ovinos y más de tres mil correspondiente a ganado mayor, es decir, bovinos, caballos, mulas y asnos.

El Director Regional del SAG, destacó que “desde el año 2014 hemos priorizado la labor de desparasitación del ganado que va a Argentina, por un lado para cumplir con el requisito sanitario exigido, y por otro lado, para proteger a los animales que estaban expuestos a un prolongado periodo de sequía, de manera de enfrentar esas condiciones adversas de mejor forma. Los animales que tienenuna alta carga de parásitos internos, gastrointestinales y hepáticos, que causan una disminución en el aprovechamiento del escaso forraje disponible, sufren una disminución sustancial de la productividad y también muerte de ganado en casos severos, y además pueden ser afectados por otras patologías asociadas a la mala condición nutricional”.

 

Las veranadas duran el periodo estival, esperándose el retorno de nuestros crianceros en los meses de marzo y abril.

 

Facebook Comentarios