Sample Sidebar Module

This is a sample module published to the sidebar_top position, using the -sidebar module class suffix. There is also a sidebar_bottom position below the menu.

Sample Sidebar Module

This is a sample module published to the sidebar_bottom position, using the -sidebar module class suffix. There is also a sidebar_top position below the search.
Noticias

Celeste Riquelme, es quien lidera un grupo de más 40 mujeres, quienes gracias al baile han mejorado su calidad de vida.-

La zumba es un deporte o disciplina que se ha consolidado durante los últimos años especialmente en las mujeres. Ejercicio, baile, coreografías y mucho, pero mucho entusiasmo y energía son los principales ingredientes de quienes la practican.

Una de las exponentes más destacadas en Illapel es Celeste Riquelme Cerda, quien arribó aproximadamente en 2010 desde Santiago a la capital de Choapa. Ella está cerficada en Zumba Chile y otras 5 especialidades que le permiten hacer un trabajo integral.

Celeste, de 29 años de edad, comanda un grupo de cerca de 45 mujeres -que van de los 14 a los 65 años- quienes a través de la zumba se divierten, relajan, hacen camaradería y cultivan una vida sana “en estos años hemos consolidado un grupo de mujeres amantes del baile y el deporte” nos comenta, sin embargo hace énfasis en la motivación más importante es ayudar a otros “la razón más poderosa que nos mueve es la solidaridad” afirma.

“Hacemos muchos beneficios, aunque eso no se sabe mucho públicamente. Cuando alguien nos pide ayuda nos organizamos y realizamos zumbatones, traemos colegas de afuera y hacemos una fiesta deportiva. Colaboramos con personas enfermas o con quienes han sido afectados por catástrofes como terremotos, aluviones o incendios. A mi lo que más mueve es ayudar a los animales” señala.

Ella define este movimiento como “un grupo de mujeres amigas que simplemente se encuentran para disfrutar de un rato de esparcimiento y ayudar en ciertas causas. Creo que nadie más ha podido unificar en Illapel estos factores”. Agrega que entre ellas, las más de 40 mujeres no hay prejuicios ni distinción, solo un grado de sana locura.

Celeste está feliz. Apostó por quedarse en Illapel cuando las cosas se pusieron difíciles, nos cuenta que su principal motivación fueron ellas, las mujeres que algún momento practicaron zumba a través de instituciones públicas, pero que hoy la siguen en una instancia que es independiente y que además asegura está abierta para todos quienes deseen integrarse. 

No hay días ni horarios fijos, las sesiones, dependen de los turnos de su trabajo formal, donde se desempeña como Técnico de Nivel Superior en Enfermería, Tens, por lo que se comunican vía redes sociales para coordinarse. En la actualidad al menos 2 veces a la semana se dan cita en las dependencias de la comisaría de Carabineros de Illapel. Reconoce que en época del invierno, el frío aleja a muchas, no obstante sabe que siempre habrá un grupo disponible para botar energía y pasarla bien bailando zumba.

 

Facebook Comentarios