Policial

Comerciante ambulante amenazó con quemarse a lo bonzo al interior municipio de Los Andes

Le habrían quitado la mercadería en una fiscalización y la desesperación por no poder trabajar lo llevó a rociarse de combustible y amenazar con atentar contra su integridad.  Posteriormente fue reducido por la PDI, generado un amplio operativo que conllevó la participación de cerca de 30 funcionarios de la policía civil y a los menos 8 carabineros.

Cerca del mediodía de este viernes la desesperación de un comerciante ambulante a quien le habría quitado su mercadería, lo llevó hasta el edificio consistorial del municipio de Los Andes, donde en su frontis se roció con combustible y amenazó con quemarse a lo bonzo.

El sujeto pedía hablar con el alcalde, a raíz que no tenía permiso para trabajar y fue persuadido por guardias del municipio, quienes les señalaban que no hiciera tal situación, ya que se notaba desesperado por no poder trabajar.

En ese momento, justamente se encontró con el concejal Miguel Henríquez quien lo llevó hasta el patio del concejo municipal y lo tranquilizó, sin embargo, según lo relatado por el propio concejal, al ver la presencia policial, nuevamente la situación se tornó agresiva, tras ser mojado y reducido, de manera que no se pudiera quemar.

Incluso en medio del forcejeo, el propio concejal recibió algunos golpes de funcionarios policiales, situación que no pasó a mayores.

Esto motivó un amplio despliegue cerca de a 30 funcionarios de la PDI y  de una decena de carabineros, todo con la idea de controlar al sujeto y apaciguar la situación.

Tras una media hora de tranquilizar a esta persona y evitar cualquier peligro, el procedimiento fue adoptado por la PDI y al comerciante se lo llevaron al hospital con la idea de que se pudiera analizar su situación mental.