Policial

Fiscal confirmó hallazgo de ropas de Tomas, pero no coinciden con su última vestimenta

A pesar de que se mantienen varias líneas investigativas, Carolina Molina sostuvo que los antecedentes indican a una “presunta desgracia” en el caso.

El Gobierno aportará con imágenes satelitales a la indagatoria, según confirmó el intendente del Biobío, Patricio Kuhn.

La fiscal de Arauco, Carolina Molina, quien lleva la indagatoria por la desaparición de Tomás, niño de tres años a quien se le perdió el rastro en esa comuna, confirmó que durante la búsqueda se hallaron ropas que pertenecen al menor, aunque estas no coinciden con las que habría llevado la última vez que fue visto.

Si bien la información a la fecha “hace tener varias líneas investigativas, y no podemos descartar alguna de estas sin haber indagado respectivamente en cada una”, la persecutora constató que “lo que el Ministerio Público tiene con los antecedentes que obran en carpeta investigativa es una presunta desgracia”.

“Se han hecho diversas diligencias, se ha tomado declaración a los testigos, se ha rastreado el sitio del suceso donde desapareció Tomás, se ha recibido información por parte de la Brigada de Homicidios, que obviamente indaga cada una de las líneas investigativas que se abren”, precisó.

Asimismo, apuntó que “es efectivo que han habido hallazgos de ropas que pertenecerían a Tomás, pero no corresponden a las que el niño utilizaba el día que desapareció“.

En esta cuarta jornada de búsqueda, Molina recorrió el trayecto que habría realizado el niño, y además sostuvo encuentros con su familia y reuniones de trabajo con los especialistas que indagan el extravío y el personal que desarrolla las labores en terreno.

GOBIERNO DISPONDRÁ IMÁGENES SATELITALES

Durante el balance de los trabajos de hoy, el intendente del Biobío, Patricio Kuhn, anunció que la Armada va a recopilar antecedentes de dispositivos tecnológicos que el Ministerio de Defensa dispondrá a la investigación desde mañana domingo.

“La Armada va a ser la coordinadora de toda la información que recibiremos desde el satélite FASat Charlie, que va a aportarnos imágenes, y también de aviones tripulados y no tripulados que entregan otro tipo de información complementaria a lo que estamos haciendo, y ese es un gran aporte que vamos a tener en los próximos días”, explicó.

El satélite chileno, que está en órbita desde 2011, se utiliza principalmente para obtener registros de vida, función que se suma a la provista por los aviones de la FACh, que tienen un sistema de fotometraje importante que podría detectar dentro del radio de búsqueda alguna señal que permita dar con el paradero del menor.