Opinión

Ex Intendente Miguel Vargas propone dotar de luz y agua a campamentos de Atacama

“La medida es completamente viable. Con voluntad, responsabilidad y trabajo en equipo, sí se puede lograr”, sostuvo la ex autoridad.

Lunes 12 de octubre, 2020. Tras visitar el campamento ´Las Lomitas´ de Copiapó y sostener una reunión con los dirigentes del sector, el ex Intendente de Atacama Miguel Vargas Correa, afirmó que “así como logramos firmar un convenio con la empresa eléctrica, para otorgar de manera transitoria luz eléctrica a algunos campamentos; el año 2016; perfectamente podemos retomar este camino y dotar de servicios básicos de luz y agua al conjunto de los campamentos de la Región de Atacama”.

El ex Intendente enfatizó que “durante mi gestión; como primera autoridad regional (2014-2017); analizamos con la empresa eléctrica esta posibilidad y tras varias reuniones con las familias de los campamentos, logramos este importante acuerdo, que se tradujo en compromisos de todas las partes. La empresa, en aquel entonces EMELAT, haciéndose cargo de los trabajos de postación; las familias, asumiendo los costos de las instalaciones intradomiciliarias y el Gobierno, otorgando los permisos respectivos. Así se logró avanzar en algunos campamentos de la región. Lamentablemente, el actual gobierno tiró por la borda este acuerdo, dejando sin la posibilidad de contar con luz eléctrica a muchas familias, que cada vez más se multiplican en estos asentamientos. El llamado, por tanto, es a enmendar y poner el foco en la solución de los problemas”.

Miguel Vargas aprovechó la instancia para argumentar que “son varios los que critican a las familias de campamentos, mientras otros piensan que apoyarlos es sinónimo de fomentar esta realidad. No vamos a negar que hay muchos y muchas que sí se aprovechan de esta circunstancia y se toman un terreno buscando algún provecho, pero esa es la minoría. En esto quiero ser muy enfático y afirmar que la mayor parte de las personas que viven en los sectores altos de Copiapó, están allí por necesidad, por carencia y por falta de oportunidades y recursos. Los campamentos son una consecuencia de la falta de celeridad estatal en la construcción de viviendas sociales, una realidad que ya no da para más y que se requiere enfrentar con mayor decisión. Las familias no pueden seguir viviendo de allegadas, ni menos pagar los elevados costos de arriendo”.

“Los campamentos son una realidad que todos y todas vemos en Atacama, pero nadie se hace cargo. Llegó el tiempo de generar empatía con el dolor de nuestros vecinos, que por múltiples factores y sus experiencias de vida, no han logrado cumplir el sueño de mejorar su calidad de vida. No es posible que en pleno siglo XXI existan familias que no tengan garantizados derechos tan elementales. Por esa razón, propongo desde mi vereda como ciudadano y atacameño, implementar un ´Plan de Trabajo´, con participación de las empresas de servicios básicos de luz y agua, financiado por el Gobierno Regional de Atacama, que permita dotar de luz eléctrica y agua potable a los campamentos de Atacama. Esto es viable y sólo requiere voluntad y realismo político. Cuando fui Intendente, dimos el primer paso”, concluyó Vargas Correa

Durante el año 2019 y 2020, Miguel Vargas Correa ha realizado diferentes encuentros, algunos en terreno y otros de manera virtual, con diferentes personas que viven en los campamentos de Copiapó, para dialogar y proponer algunas alternativas de solución al problema, que se evidencia con mayor fuerza en la capital regional.