Opinión

El siguiente es el comunicado enviado por el Ejército de Chile ante esta nueva situación vivida en Copiapó.

El siguiente es el comunicado enviado por el Ejército de Chile ante esta nueva situación vivida en Copiapó.

                                          «Respecto a la situación que afectó al Regimiento Nº 23 “Copiapó”durante la madrugada del día de hoy, el Ejército de Chile informa a la opinión pública lo siguiente:

El Regimiento N° 23 “Copiapó” pertenece a la comunidad y como tal, junto a sus vecinos y autoridades ha contribuido, con sus capacidades humanas y materiales al desarrollo de la Región de Atacama. Asimismo, ha actuado coordinada y oportunamente en beneficio de la población cuando se ha visto enfrentada a situaciones de emergencias y desastres naturales.

Durante esta madrugada, un grupo de personas, sin mediar provocación alguna, comenzó a lanzar elementos incendiarios y piedras al interior del cuartel, así como también a golpear con objetos contundentes los muros del regimiento, hasta derribar parte del cierre perimetral.

El personal militar activó los procedimientos de reacción establecidos para contener y disipar estos ataques vandálicos, logrando repelerlos mediante el empleo de armamento no letal.

En este sentido, es necesario precisar que ante el ataque a recintos militares, el personal militar se encuentra facultado para repelerlos, haciendo uso racional de la fuerza y de las armas que el Estado de Chile le ha confiado, resguardando tanto el material de guerra proporcionado a la Institución como la propia integridad física.

Asimismo, tratándose de la comisión de delitos flagrantes, quienes se vean involucrados en tales actos podrán ser detenidos y puestos a disposición de las autoridades competentes, para la imposición de las penas que correspondan en cada caso.»