Actualidad

Liceo Corina Urbina realiza interesante charla sobre educación emocional enfocada a docentes, asistentes de la educación y apoderados

“No es magia, es educación emocional”, se llamó la charla que este lunes dictó Arnaldo Canales en el Liceo Corina Urbina y donde participaron docentes, asistentes de la educación y apoderados de la unidad educativa, además de docentes y directores de otros establecimientos educacionales.

La actividad, que estaba planificada desde el mes de marzo, y que se efectuó en el marco del Plan de Mejoramiento Educativo 2019, tenía como objetivo trabajar con la comunidad educativa la pedagogía emocional.

“Si no trabajamos la parte emocional, no hay aprendizaje y hoy día el principal objetivo es que podamos entender cómo desde el aula nosotros podemos trabajar lo emocional, para lograr un mejor aprendizaje en nuestras niñas”, dijo Wilta Berrios, directora del Liceo Corina Urbina.

Aunque la actividad estaba planificada desde el mes de marzo pasado para realizarla durante el año, lo cierto es que, para la directora, esta capacitación se ajusta perfectamente para abordar los días de movilizaciones y así poder trabajar con las alumnas.

“Hoy día, como se dice en buen chileno, nos viene como anillo al dedo, lo que más hemos tenido que trabajar en esta revolución social ha sido la parte emocional, de hecho, hemos tenido jornadas donde solamente nos hemos dedicado a trabajar ese tema, así que la verdad es que nos viene a aportar”, sostuvo la directora.

La charla fue dictada por Arnaldo Canales, de la Fundación Liderazgo Chile, quien ha trabajado con la Superintendencia de Educación y que en esta oportunidad entregó importante material para trabajar con las alumnas, durante el tiempo de queda para terminar el año escolar y también el próximo 2020.

“Vamos a poder bajar al aula, en este poco tiempo que queda y por fin fijar ese objetivo que es trabajar como llega cada niña o niño al aula, cómo se siente, como está, no es una charla donde no solamente estamos escuchando, sino que estamos vivenciando lo importante que es poder sentir y saber cómo están nuestros estudiantes y desde allí generar estos aprendizajes o conocimientos que son académicos”, sostuvo la profesional.