Opinión

Los movimientos sociales y sus logros

El acuerdo notificado el día lunes 24 de septiembre a los movimientos ciudadanos existentes en la región de Aconcagua, ya sea Yo Amo Aconcagua o el movimiento Corporación Aconcagua Región, sin duda que es un tremendo éxito para nuestra zona. Esto nuevamente deja de manifiesto que unidas las autoridades con la ciudadanía, al igual como ocurrió con la rebaja del peaje Las Vegas, puede conducir a éxitos notables para la gente de nuestro valle y su calidad de vida.

Desde hace mucho tiempo los movimientos sociales en el país han cobrado importancia, sucedió en las demandas estudiantiles del año 2011,antes con el movimiento de los pinguinos, en que fueron capaces de soltarse de las amarras de los partidos políticos y de la manera formal y burocrática en que se organiza la sociedad, y encabezaron un movimiento que puso en el tapete la discusión de un tema tan relevante como la Educación, lo mismo ocurrió con los movimientos ciudadanos a propósito de las demandas por los derechos de igualdad de las mujeres y las políticas tendientes a los temas de género que ocurrieron a principios de este año, y acá en nuestra zona ha quedado de manifiesto que los movimientos ciudadanos  existen y tienen fuerza, que tienen una organización, una coherencia argumentativa y sobretodo  que tienen la capacidad de generar poder en la toma de decisiones.
Aquellos que ejercemos temporalmente rol de autoridad política, no podemos en ningún caso desmerecer de sus esfuerzos y sus empeños, primero porque es la representación más genuina y legitima de la base social, segundo porque su movimiento salta transversalmente el eje de lo que es la política en términos tradicionales, y pone en el tapete las demandas que efectivamente existen dentro de lo que es la ciudadanía y en este caso, en el territorio y tercero, porque las autoridades políticas, si somos capaces de ser sumamente estratégicos e inteligentes en complementarnos con esa demanda ciudadana, sin duda vamos a ganar legitimidad dentro de nuestros cargos al volver a conectarnos con lo que antes se denomina Pueblo y hoy ciudadanía, que para mí, es lo mismo.

Por lo tanto, como presidente de la Asociación de Municipalidades de la Región de Aconcagua, felicito esta seriedad y responsabilidad con que ambos movimientos ciudadanos han llevado a cabo este proceso, como han puesto de relieve los temas de nuestra zona, y sobre todo en este caso la Región de Aconcagua en el más alto nivel , tanto así que se ha obtenido por parte del Subsecretario de Desarrollo Regional una respuesta satisfactoria en lo que dice relación con los estudios de factibilidad económica, y hace un llamado a que nosotros los alcaldes, los concejales, los consejeros regionales, trabajemos sin distinción política y de ninguna clase  en aras de un objetivo común  , que no es otro que hacer que nuestra zona recupere su sitial de región y podamos a la vez luchar por los temas más contingentes como cuestiones tan fundamentales como lo fue en su momento la rebaja del peaje,  aspiraciones legítimas como  mejoras de la seguridad, del transporte, conectividad, y ojalá también poder tener algún día un hospital oncológico para el Valle del Aconcagua.
El proyecto de la Región Aconcagua es tan grande que no deben aceptarse pequeñeces, el objetivo es superior a cualquiera de nosotros.

Nelson Venegas Salazar
Alcalde de Calle Larga y Presidente de la Asociación de Municipalidades Región de Aconcagua