Deportes

El gran ídolo de la UC, mundialista del 62 y comunicador social falleció esta noche, a los 77 años.

El Mundial de 1962 dejó un legado. No sólo por ser la única Copa del Mundo realizada en nuestro país y por la trascendencia de una figura como Fernando Riera, sino además una generación de jugadores quedaron en la historia obteniendo un tercer lugar. Uno de ellos fue Alberto Fouillioux Ahumada, delantero de la “Roja”, que con el tiempo se convertiría en uno de los mayores referentes del fútbol nacional, y particularmente de Universidad Católica. El ex futbolista chileno-francés falleció esta noche, a los 77 años, según informó el periodista Juan Manuel Astorga, sobrino del exdeportista.

En 1957, Fouillioux comienza a destacar en el fútbol, por carácter en la cancha y por sus aptitudes. En sus inicios se desarrolló como volante, no obstante fue destacó como delantero. Nacido desde las entrañas de la UC, tuvo una gran participación en la campaña cruzada de 1961, convirtiendo 15 goles, y siendo el segundo goleador del club. Esto le posibilitó su nominación a la selección del ‘62, en donde no hizo goles.

En esos años, la fama de Fouillioux llegó a niveles insospechados. Su arrastre con las damas no se puede obviar e incluso en materia artística hubo una canción que le imprimió más popularidad. Pese a que existen versiones de que Sussy Vecky cantaba una canción llamada “Tito, mi amor”, fue Luz Eliana quien grabó “Twist de Tito”, en alusión a la figura.
Durante su extensa carrera, 1966 es clave. Con los cruzados obtiene el campeonato nacional (convierte seis goles en esa campaña) y llega a semifinales de la Copa Libertadores. Para coronar una temporada llena de logros, nuevamente asiste a un Mundial, esta vez en Inglaterra.

Luego de su exitoso paso por el club de la franja, jugó en 1970 en Huachipato y en 1972 pasó a Unión Española, hasta que en ese año logró su única transferencia al extranjero. Fouillioux se reencontraría con sus orígenes galos y fichó por Lille, en donde se desempeñó hasta 1974. Su retiro estaba cerca.

Como se da en ciertos futbolistas que quieren retirarse en el club que los identificó por toda la vida, esta vez no fue la excepción. La historia no podía escribir otra cosa. Su despedida del profesionalismo fue en Católica, en 1975.

El fútbol siguió de forma permanente en la vida de “Tito”. Se convirtió en entrenador y dirigió a Huachipato y Colo Colo, no obstante su cercanía con el público se grabó con su trabajo en televisión, precisamente hablando de lo que sabe. Sus comentarios en Canal 13 fueron un clásico, así como esa mítica chaqueta blanca con los fonos y el antiguo logo azul del ex canal católico.

Fouillioux se convirtió en un ícono del fútbol nacional y de las comunicaciones. Su legado, de todas formas, seguirá patente. En San Carlos de Apoquindo, cómo no, una tribuna lleva su nombre.

El plantel del 62

Actualmente, de los 22 jugadores que formaron parte de la nómina que participó en el mundial Chile 1962,  12 les sobreviven. Luis Eyzaguirre, Sergio Navarro, Carlos Contreras, Jorge Toro, Leonel Sánchez, Adán Godoy, Sergio Valdés, Manuel Rodríguez Araneda, Humberto Cruz, Braulio Musso, Carlos Campos y el tercer portero Manuel Astorga.

Fallecidos se encuentran el entrenador Fernando Riera y el entrenador ayudante, Luis Álamos.