Cultura

Con juegos, música y muestras gastronómicas la JUNJI va al rescate de la cultura de los pueblos originarios

A través de Educadoras de Lengua y Cultura Indígena que trabajan a diario en algunos  jardines focalizados de la región se ha logrado relevar y fortalecer la cultura de nuestros ancestros

¡Mónica, Mari Mari!, cuatro niños egresados del jardín infantil de la JUNJI “Estrellita del Futuro” de Gómez Carreño saludan alegres a Mónica Liempi, Educadora de Lengua y Cultura Indígena (ELCI) que forma parte de un programa integral de la institución gubernamental en conjunto con Conadi desde hace 6 años.

Este proyecto busca rescatar y relevar la cultura de nuestros pueblos originarios traspasando los saberes de una forma lúdica utilizando recursos musicales, gastronómicos, deportivos y el profundo respeto y conocimiento que tienen por la naturaleza.

“Para mí fue muy sorprendente y emocionante ver a estos niños que me reconocieron y que ahora están en un colegio de Santa Inés, eso quiere decir que se está cumpliendo el objetivo de nuestra labor que es preservar nuestra cultura y nuestra lengua a diario, entregando nuestra cosmovisión, enseñando el cuidado y respeto por la naturaleza, que los niños comprendan que el chaleco de lana no es sólo una prenda que le puso la mamá sino que viene de una oveja y que detrás hay un proceso que hay que agradecer y respetar”, explicó Mónica.

La asesora de interculturalidad, Vielka Araya informó que en la región de Valparaíso se desempeñan 11 Educadoras de Lengua, dos de ellas están en Rapa Nui y que la instalación de este programa ha sido enriquecedora y ha traído un gran aprendizaje tanto para los jardines que las reciben, como para ellas mismas, pues se deben conjugar las visiones de dos culturas y reconocer en nuestra cultura la herencia de los pueblos y en ese marco mediar aprendizajes que sean enriquecedores para los niños y niñas.

Las ELCIs trabajan principalmente en los niveles medios pero marcan de igual forma presencia en todos los niveles educativos, refuerzan la cultura mapuche en lo cotidiano, aprovechando actividades diarias para así introducir los aprendizajes. Además realizan actividades con apoderados como talleres de cocina, uso de plantas medicinales y un largo etcétera, además de potenciar el uso del mapudungún con el personal.